Editorial

  • Antonio F. Rodríguez Pacual Instituto Geográfico Nacional

Resumen

El comentario generalizado que se ha escuchado entre los
asistentes a las Jornadas Ibéricas de Infraestructuras de Datos Espaciales
2018 es que han sido una de las mejores que se recuerda
de las quince celebradas hasta ahora. Y la verdad es que creo que
han sido especialmente intensas, bien organizadas y especialmente
memorables debido a varios motivos, entre otros, los siguientes:
En primer lugar hay que citar el lugar, el Lazareto de Mahón
(Menorca), un sitio privilegiado por la belleza del entorno, su comodidad
y el estar en una isla, circunstancia que ha facilitado la concentración
de los asistentes y eso se ha notado en que ha habido
más y mejores preguntas, debates interesantes y una sensación
general de intensidad. Por otro lado, los desplazamientos en barco,
los descansos y los tiempos muertos han hecho que haya habido
más networking que en otras ocasiones.
También hay que mencionar que la organización práctica y
logística, a cargo del Consell Insular de Menorca, SITIBSA y la Conselleria
de Territori, Energia i Mobilitat del Govern des Illes Balears,
ha sido sobresaliente. Todo ha funcionado perfectamente, si ha
habido algún pequeño fallo, que siempre lo hay, no se ha notado
y el factor humano ha sido espectacular. Nos han acogido con un
cariño y atención muy especiales, nos hemos sentido como en casa
y nos ha llamado la atención el compromiso y la ilusión de todas las
personas que han hecho posible el evento.
El último día, me despedí de una de las personas de la organización
local que había estado pendiente de que todo saliese bien.
Le di las gracias porque nos habíamos sentido muy a gusto y me
respondió: «Nosotros también, gracias por venir y si nos dijeran
que mañana hay que repetir, estaríamos encantados de volver a
empezar». Respuesta extraordinaria, porque lo normal es que la organización
esté deseando que acabe el evento para dejar de cruzar
los dedos y rezar para que todo salga bien.
Por otro lado, es posible que se esté produciendo ya un relevo
generacional entre parte de los técnicos y gestores que se dedican
en España a las IDE y tienen una actividad relevante en la comunidad
de la IDEE. En este evento se han visto bastantes caras nuevas
y si echamos la vista atrás, nos damos cuenta de que ciertamente
han cambiado muchas personas y quizás una nueva generación,
aportando nuevas dosis de entusiasmo y energía, está madurando
ahora.
Por último, hay que mencionar el momento que están viviendo
las Infraestructuras de Datos Espaciales (IDE), especialmente en España.
Basadas en una familia de estándares que tiene ya casi 20 de
antigüedad (el WMS 1.0 es del año 2000), las IDE necesitaban una
renovación y se encuentran en pleno proceso de reinvención, con
una nueva arquitectura de servicio en ciernes basada en OpenAPI,
la irrupción de un formato estándar tan prometedor como Geopackage
y el nuevo WFS 3.0 mucho más orientado a la web que los
anteriores estándares.
Al mismo tiempo, están apareciendo ya aplicaciones prácticas
y útiles en varios campos de actividad, como nomenclátores,
direcciones, datos de referencia, medio ambiente, medio marino,
cartotecas, redes de distribución, agricultura, humanidades… y
hay novedades tecnológicas que ya ofrecen nuevas posibilidades,
como teselas vectoriales, datos enlazados, datos abiertos y smart
cities. Todo ello ha hecho que el nivel de las presentaciones se haya
elevado de manera notable este año.
Si añadimos que ha habido más de 175 inscritos, siete talleres,
tres mesas redondas y sesenta presentaciones, se entiende perfectamente
que las jornadas hayan sido un éxito. En este número
el lector puede encontrar una selección de los mejores artículos,
según las puntuaciones del Comité Científico de las jornadas, que
ha tenido que realizar un trabajo de selección más difícil que nunca
por la gran calidad e interés de los textos recibidos.
Las JIIDE2018 han sido una cita muy especial que esperamos
contribuyan decisivamente a la maduración de la tecnología IDE.

---------------------------------------------------------------------------------------------

A la memoria de Pedro Vivas White

Un amigo y compañero comparte buenos y malos momentos
en nuestra vida, un guía es alguien que nos indica la dirección de un
camino a seguir, y un maestro es aquel que deja una profunda huella
en nuestras vidas, incluso sin explicarnos nada. Se nos ha ido un
amigo, un compañero, un guía y sobre todo un maestro. Se nos ha
ido Pedro Vivas White el pasado 21 de febrero en un desafortunado
accidente. Seguramente él, amante de la Astronomía entre otras
disciplinas, nos hubiera dicho que todo está escrito en las estrellas.
En este número, se publica su último trabajo y nos hace recordar
la importancia y responsabilidad que tiene nuestra revista en
recoger los artículos de cientos de autores, depositando sus conocimientos
para guiar e indicar el camino a seguir de otros tantos que
están por llegar. Una vez más, nuestro maestro Pedro nos ha dado
una clase magistral sin decir nada. Ahora querido Pedro, estás con
otros grandes que nos mostraron el camino, como Fernando Martín
Asín o José Antonio Malpica.
Queremos dedicar este monográfico de las IDEE a Pedro
Vivas White y su inclusión en el reciente sistema OJS implementado
en la revista para mantener vivo su legado.

Publicado
2019-03-01